[Portada amcmh.org]
[Indice boletines]
[Suscribirse a Boletines Armas para defender la salud]
13 de Octubre 2011
Boletín Armas para Defender la Salud nº137
[http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/ads137.htm]



El autismo también es causado por los medicamentos antidepresivos que también producen malformaciones fetales y alteraciones del recién nacido

Alfredo Embid

Anteriormente hemos dedicado varios boletines a las causas del la epidemia de autismo y el próximo número de la revista tiene un extenso dossier dedicado a esta enfermedad que ha elaborado nuestra colaboradora Angela Pérez.
El tema lo merece, porque el autismo ha ido creciendo espectacularmente en los últimos años hasta alcanzar proporciones de una epidemia real y no como las inventadas por el complejo médico industrial, la gripe del cerdo o la del pollo.


Esto es especialmente incuestionable en EEUU donde la proporción de niños autistas es ya mayor del 1 %. Es decir que más de 1 de cada 100 niños en Estados Unidos tiene trastornos relacionados con el autismo. Y esto según los estudios oficiales del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) y de los Centros para el Control de enfermedades (CDC)[1].
En nuestros primeros trabajos me centré en el aumento de las vacunas como una de las causas más evidentes de esta epidemia[2], pero no la única como ya hemos informado. Por ejemplo, está demostrado que los niños expuestos a pesticidas son 6 veces mas propensos a tener autismo[3].
Otra de las causas ambientales del autismo son los medicamentos antidepresivos que fueron tomados por la madre, especialmente si los tomó durante el primer trimestre del embarazo. En ese momento los fetos en desarrollo son más sensibles a las agresiones entre las que destacan los tóxicos ambientales.
Investigaciones de la Kaiser Permanente en California del Norte descubrieron que la toma de antidepresivos inhibidores selectivos de la recapturación de la serotonina (ISRS) dobla el riesgo de autismo, especialmente si la madre los estaba tomando antes de la concepción o al principio del embarazo[4].
La investigadora Lisa Kroen analizó el historial medico de 1,600 niños tenían autismo, 298 sus madres reconocieron que meses antes del parto habían tomado antidepresivos ISRS.[5]

Como todas las enfermedades el autismo no tiene una causa (etiología), sino como decía mi profesor de Medicina Interna D. José Bueno, una constelación de causas.

Las causas medioambientales siguen siendo ocultadas por la ortodoxia médica que llega a afirmar que el 90% de los casos de autismo son de origen genético.
En el caso del autismo otros investigadores de la Standard University basándose en las historias de gemelos con al menos uno que sufre de autismo, afirman haber descubierto que la mayoría de los casos de autismo son producidos por factores ambientales, y achacables a la genética sólo el 37 por ciento de los casos.
El autismo es causado fundamentalmente por el medio ambiente y los antidepresivos no por los genes como se nos pretende hacer creer[6].

La genética se está convirtiendo en una coartada habitual para ocultar que los factores ambientales son la principal causa del aumento de las enfermedades.


Ilustración : Dees


Antidepresivos asociados a malformaciones

Hace 19 años advertimos de los peligros de los antidepresivos durante el embarazo[7], según el Dr. Michel Bosnias[8], y hace 3 años ya alertamos de que la toma de antidepresivos estaba asociada con la aparición de malformaciones[9]. Las mujeres que están tomando medicamentos antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (SSRI ) como la fluoxetina, el Prozac de la multinacional Eli Lilly, tenían el doble de riesgo de que su bebé naciera con una anormalidad congénita. El periodo de mayor riesgo era durante el segundo y tercer mes de embarazo[10].
En otro estudio la advertencia provino incluso del organismo gubernamental de control de drogas y alimentos en EEUU,  la FDA, que alertó a médicos sobre el incremento de malformaciones genéticas en mujeres embarazadas que ingerían otro antidepresivo, la paroxetina[11].
El antidepresivo paroxetina (Paxil) de la multinacional Glaxo SmithKline Beecham, aumentaba el riesgo de malformaciones cardiacas fetales, por lo que recomendaron que no debía recetarse a embarazadas. Aquí también los estudios realizados constataron este mayor riesgo en mujeres que tomaron el fármaco durante los tres primeros meses de gestación.
La agencia reguladora estadounidense FDA indicó que un segundo estudio sobre el medicamento revelaba un incremento sustancial del riesgo en los corazones de los fetos en desarrollo si se administraba durante la gestación. En realidad este es el segundo documento sobre los efectos que Paxil o algunos de sus genéricos de idéntica composición (Paroxetina) tienen en la gestación:
Ya se había dado a conocer un trabajo realizado sobre 6.000 niños en los que se descubrió que el riesgo de defectos cardíacos en mujeres que tomaban Paroxetina durante el embarazo era del 2%, contra sólo el 1% de las mujeres en general que no consumía el producto.
El segundo informe detallaba que de un total 6.900 niños suecos estudiados, cerca del 1.5 % de bebés cuyas madres ingerían Paroxetina presentaban problemas cardíacos durante el primer trimestre, en comparación con el 1% de mujeres que consumían otros antidepresivos.
Así, las mujeres a las que se les administraba Paxil, tenían un 50% más de posibilidades de dar a luz un bebé con algún tipo de defecto cardíaco.
Los problemas de corazón fueron las anormalidades más documentadas (en varios casos debieron practicársele a los niños algún tipo de cirugía en las cavidades del órgano), pero no las únicas.
En 2007, se publicaron en  el  New England Journal of Medecine dos estudios grandes, controlados[12], [13] sobre el posible efecto teratogénico de los IRS durante el primer trimestre del embarazo. En uno de los estudios se halló una asociación entre el uso de IRS (particularmente paroxetina) y anencefalia, craniosinostosis y onfalocele, mientras que en el otro se detectó una asociación con defectos del tracto de salida ventricular derecho (paroxetina) y defectos septales ventriculares (sertralina).
En septiembre de 2009 se publicaron otros dos trabajos que relacionaban a los antidepresivos ISRS con malformaciones cardiacas graves y otras alteraciones del feto.
El estudio realizado por  Henning-Pedersen y colaboradores de la Universidad de Aarhus, analizó los historiales de  493.113 niños nacidos en Dinamarca entre 1.996 y 2.003 y fue publicado en el Bristish Medical Journal[14].
Encontró que había un aumento de malformaciones graves el corazón[15], relacionadas con la toma de antidepresivos. Los fármacos más relacionados con estas malformaciones fueron sertralina y el citalopram.
También demostró que si se utiliza más de un tipo de ISRS durante el primer trimestre del embarazo, las malformaciones se cuadruplicaban.
Las alteraciones del corazón eran defectos septales congénitos caracterizados por agujeros en el tabique que separa las cavidades del corazón[16].
Otro estudio publicado en septiembre de 2009 en la revista General Hospital Psychiatry, indicó que el uso de algunos antidepresivos pueden estar asociados con cambios en el crecimiento del feto y gestaciones más cortas, algo que ya había sido señalado por otros estudios en 1996[17].
Los antidepresivos del grupo inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (SSRI ) también pueden producir un aumento del riesgo de hipertensión pulmonar persistente(un cuadro neonatal muy grave) según varios estudios [18] [19]  y hemorragia en recién nacidos expuestos a fluoxetina y paroxetina, en el periodo prenatal[20].
La fluoxetina (prozac), también se ha relacionado con el síndrome de abstinencia  del recién nacido, con agitación y taquicardia desde 1993[21] [22], resultado que también se halló en otro estudio de 1997.[23]

¿Objetarás que hay estudios que no encuentran todas estas alteraciones?
Tienes toda la razón.
La industria farmacéutica tiene dinero en abundancia para financiarlos.
Un truco, entre otros, frecuentemente utilizado en los estudios farmacológicos es comparar los efectos de un antidepresivo con otro o con otro fármaco, para minimizar sus efectos tóxicos.
Es el caso de este estudio publicado en la Revista de la Asociación Médica Americana JAMA. Se hicieron 3 grupos. Uno con 128 embarazadas expuestas a fluoxetina (prozac) durante el primer trimestre, otro grupo control de 74 embarazadas expuestas a antidepresivos tricíclicos ADT (que también han sido acusados de originar problemas fetales como veremos) y un tercer grupo con 74 mujeres tratadas con fármacos no teratogénicos[24]. Es decir fármacos que no está demostrado que produzcan malformaciones. El resultado encontró de todos modos un aumento de los abortos espontáneos, pero fue considerado estadísticamente no significativo. [25]
En otro estudio de Chambers y colaboradores publicado en New England journal of Medecine, en el que no se utilizó el grupo de otros antidepresivos como en el  anterior, los resultados fueron diferentes.
Aquí se empleó solo un grupo control de mujeres expuestas a fármacos no teratogénicos, comparado con 226 mujeres expuestas a fluoxetina (prozac) durante el primer trimestre del embarazo.
Al contrario que el anterior, este estudio sí encontró una mayor incidencia de tres o más malformaciones en los hijos de las mujeres que tomaban fluoxetina.
Además, se encontraron otras alteraciones como:
Aumento del riesgo de parto prematuro,
Menor adaptación neonatal, como dificultad respiratoria y falta de riego sanguíneo (cianosis) durante la lactancia.
Mayor porcentaje de ingresos en unidades de cuidados especiales,
Menor talla y peso al nacer[26].
Los efectos secundarios de los antidepresivos no son una novedad. Como llevamos años documentando, han sido acusados de provocar tendencias suicidas en pacientes, adicción y muchos otros problemas [27].

Los otros tipos de antidepresivos tampoco se libran

Hay datos de que los antidepresivos inhibidores de la monoaminooxidasa, conocidos como IMAOs (Nardelzine, Manerix y Parnate), incrementan el riesgo de malformaciones congénitas[28].
En un estudio sobre mujeres expuestas durante la gestación a estos antidepresivos (fenelzina o tranilcipromina), se halló un riesgo de malformaciones congénitas superior al de la población general que no los tomaba[29].
Los antidepresivos tricíclicos (ADT) introducidos en el mercado a principios de la década de 1960: imipramina, desipramina, clomipramina, amitriptilina, nortriptilina, butriptilina, doxepin, opipramol, trimipramina y protriptilina, también han sido acusados de producir alteraciones fetales y del recién nacido.
Desde los años setenta también se encontró que los antidepresivos tricíclicos (ADT) podían producir malformaciones de las extremidades[30].
Un estudio realizado por científicos mexicanos comprobó que la imipramina y la desipramina son mutagénicos[31]. Su efecto tóxico para el material genético (genotóxico) es casi tan alto como el de compuestos mutágenos científicamente probados como la ciclofosfamida[32].
Además varios estudios indican que los ADT tienen toxicidad perinatal y producen alteraciones del desarrollo, síndromes de abstinencia con irritabilidad, agitación y, convulsiones, incluso cuando se tomaron durante el tercer trimestre de la gestación y durante el parto[33], [34].
Se han descrito casos de retención de orina y obstrucción intestinal en recién nacidos cuyas madres los habían tomado, explicables por los efectos anticolinérgicos de los ADT.[35]
 Estudios en animales expuestos a antidepresivos ADT durante el período prenatal, ya habían encontrado alteraciones del comportamiento y del desarrollo neurológico desde los años 90[36].
Las crecientes evidencias de alteraciones fetales y perinatales de todos los antidepresivos, que fueron negadas por los fabricantes inicialmente, son un ejemplo de que con el tiempo su larga lista de problemas sigue alargándose todavía más.

 

Otras causas de malformaciones ocultadas

Todos los estudios concuerdan en que la mayor sensibilidad de los fetos se produce en los primeros meses del embarazo
Está comprobado que este es el periodo donde el feto es más sensible a las radiaciones y agentes químicos mutágenos y en general para todos los tóxicos.
Especialmente para toda una categoría de contaminantes químicos agrupados como disrruptores hormonales, xenoestrógenos o estrógenos medioambientales como las dioxinas, furanos, etc.[37]
Los estudios sobre los antidepresivos que has visto nos recuerdan una vez más que dentro de los contaminantes químicos no hay que olvidar los medicamentos. El caso de la talidomida es emblemático. No es el único; el caso de la primera hormona que comercializó el complejo farmacéutico es todavía mas aleccionador. Hubo que esperar una generación para que se hiciera evidente que el DES había provocado una epidemia de cáncer de vagina en las hijas de las madres que lo tomaron cuando estaban in utero.
A pesar de que se admite que la toxicidad química no afecta al genoma, hay numerosas evidencias de que esto no es cierto y el ejemplo  más dramático lo tenemos en Vietnam. Han pasado ya varias generaciones desde que el ejército de los Estados Unidos cometió el crimen de guerra aún impune de rociar el agente naranja con alto contenido en dioxinas sobre el país, incluyendo las cosechas, y siguen naciendo niños deformes[38].

Algunos investigadores creen que los cambios genéticos influidos por nuestro ambiente, incluso por la alimentación y el comportamiento, sí pueden trasmitirse de generación en generación[39].
Recientes trabajos científicos han demostrado que la soja modificada genéticamente produce malformaciones fetales[40]. Peor aún, un estudio de la Academia de Ciencias rusa demuestra que la tercera generación de mamíferos alimentados con soja transgénica, ya no son capaces de reproducirse[41].
 
Otro sector de tóxicos particularmente importante son las radiaciones. Tanto las no ionizantes (electromagnéticas: TV, ordenadores teléfonos móviles e inalámbricos, líneas de alta tensión), como las ionizantes (la contaminación radiactiva de todo el ciclo nuclear).
Desde hace años venimos informando de que las irradiaciones tan aparentemente inocentes como las de los teléfonos móviles entre sus efectos incluían el daño al material genético[42]. Recientemente dedicamos un boletín en el que resumimos estos y otros efectos[43].
Los efectos de la contaminación radiactiva sobre la herencia son todavía más  incuestionables. Esto es aplicable a la contaminación de las centrales nucleares civiles[44] y a la de las armas de uranio[45],[46]. Los aumentos de malformaciones tras Chernóbil y las guerras radiactivas son una dramática prueba de ello[47]. El tema es tan importante que hemos puesto 2 libros a tu disposición gratuitamente: “ECRR, Recomendaciones del Comité europeo sobre los riesgos de la radiación” y “Chernóbil, 20 años después”[48]. Lo mismo han hecho otros grupos a nivel internacional[49].
La toxicidad para el material genético de las bajas dosis de radiactividad está cada vez mas demostrada por los hechos observados.
 

Vivimos cada vez más en una sopa electromagnética y radiactiva. Con mucho esta última es la más importante, porque no sólo nos afecta a nosotros, sino que afectará a todas las generaciones que aún no han nacido. 


Referencias

[1] Boletín 45: Epidemia de autismo en USA y nuevas relaciones con la vacunación. 1ª parte. Más de 1 de cada 100 niños en Estados Unidos tiene trastornos relacionados con el autismo según dos estudios del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) y de los Centros para el Control (CDC) Alfredo Embid http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/autismo.htm

[2] Boletín 47 Epidemia de autismo en USA. Relaciones con la vacunación. 2ª parte. Las relaciones del autismo con la vacunación y el mercurio. Número de vacunaciones, tasas de autismo y mortalidad infantil. Recientes estudios experimentales muestran la toxicidad del timerosal. Una toxicidad conocida desde hace décadas. Mercurio en las vacunas para los niños españoles. Demanda judicial contra el ministerio de sanidad. El fraude crónico de las dosis admisibles. El Informe del Congreso USA sobre el mercurio en las vacunas y el autismo, ignorado durante seis años. Los responsables impunes de momento. Alfredo Embid. http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/autismo2.htm

[3] Alfredo Embid. Los pesticidas causan autismo. Revista de Medicina Holística nº78 pgna. 348.

[4] Generics study: Arch Gan Psychiatry. 2011;doi 10.1001/archgenpsychiatry. 2011.76; antidepressants study:Arch Gen Psychiatry, 2011;doi:10.1001/ archgenpsychiatry.2011.73.

[6] “El autismo es causado por el medio ambiente y los antidepresivos no por los genes” WDDT Revista de medicina Holística nº 82 (en prensa).

[7] Embid, Alfredo. Peligros de los antidepresivos en mujeres encinta. Revista nº31.1992

[8] Dr. Michel Bounias “Toxicitudes” de. Robert Laffont. París.

[9] Alfredo Embid Antidepresivos asociados a malformaciones
Revista nº78 2008. pgna 85

[10] Epidemiology, 2006; 4 Octubre; www.epidem.com,doi:10.1097/0Lede.0000239581.76.793.ae).

[11] Urgente 24. 09/12/2005 - 07:48jkjj

[12] Alwan S, Reefhuis J, Rasmussen SA, Olney RS, Friedman JM. National birth defects prevention study. Use of selective serotonin-reuptake inhibitors in pregnancy and the risk of birth defects. N Engl J Med 2007;356:2684-92.

[13] Louik C, Lin AE, Werler MM, Hernández-Díaz S, et al. First-trimester use of selective serotonin-reuptake inhibitors and the risk of birth defects. N Engl J Med 2007;356:2675-83.

[14] Pedersen LH, Henriksen TB, Vestergaard M, Olsen J, et al. Selective serotonin reuptake inhibitors in pregnancy and congenital malformations: population based cohort study. BJM 2009;339:b3569. http://www.bmj.com/cgi/reprint/339/sep23_1/b3569

[15] Clasificadas según la European Surveillance of Congenital Anormalies (Eurocat)

[16] Existen defectos septales auriculares (comunicación interauricular), ventriculares (comunicación interventricular) y auriculoventriculares (canal auriculo-ventricular).

[17] Birth outcome in pregnant women taking fluoxetine. Birth outcome in pregnant women taking
fluoxetine. N Engl J Med 1996; 335: 1010-1915.

[18] Luis Azpurua Eraso. Pediatra Intensivista. Coordinador de Emergencia Pediátrica Hospital Pérez de León y col. Caracas. Venezuela Evid Pediatr. 2006; 2: 34 doi: vol2/2006_numero_2/2006_vol2_numero2.20.htm http://dialnet.unirioja.es/servlet/dcfichero_articulo?codigo=3171762&orden=0

[19] Chambers Cd, Johnson KA, Dick LM, Felix RJ, Jones KL.
Birth outcomes in pregnant women taking fluoxetine. N
Engl J Med. 1996; 335: 1010-5

[20] Mhanna MJ, Bennet JB, lzatt SD: Potential fluoxetine chloride (Prozac) toxicity in a newborn. Pediatrics 1997;100:158-9.

[21] Fluoxetine hydrochloride toxicity in the neonate. Fluoxetine hydrochloride toxicity in the neonate. Pediatrics 1993; 92: 721-722 la

[22] Goldstein DJ, Mawel DE. Psychotropic medications during pmgnancy. Risk to the fetus. Journal of the American Medical Association 1993;270:2177.

[23] Mhanna MJ, Bennet JB, lzatt SD: Potential fluoxetine chloride (Prozac) toxicity in a newborn. Pediatrics 1997;100:158-9.

[24] Teratogenico que produce malformaciones en los fetos.

[25] Pregnancy outcome following first-trimester exposure to fluoxetine. Pregnancy outcome following first-trimester exposure to fluoxetine. JAMA 1993; 269: 2246-2248.

[26] Birth outcome in pregnant women taking fluoxetine. Birth outcome in pregnant women taking fluoxetine. N Engl J Med 1996; 335: 1010-1915.

[27] Ver al respecto nuestro extenso trabajo sobre el Prozac: Alfredo Embid. “¿Prozac, panacea o asesinato?” Rev. de Medicina Holística. Nº 48.

[29] Pharmacologic management of psychiatric illness during pregnancy: dilemmas and guidelines. Am J Psychiatry 1996; 153: 592-606.

[30] Limb deformities associated with ininodibenzyl hydrochloride. Limb deformities associated
with ininodibenzyl hydrochloride. Med J Aust 1972; 1: 492.

[31] Rogelio Paniagua. Los antidepresivos pueden ser mutagénicos y causar cáncer o malformaciones congénitas.06-07-2009 . http://es.globedia.com/antidepresivos-mutagenicos-causar-cancer-malformaciones-congenitas

[32] La ciclofosfamida presentó un valor equivalente al 323% de aumento en el número de Intercambios de cromátidas hermanas (ICHs) lo cual es un indicador en las pruebas de toxicidad y mutagénesis, en relación al testigo negativo, resultado que es similar al que presentó la imipramina en su dosis más alta cuyo valor fue de 320% de aumento con respecto al testigo negativo.

[33] Withdrawal symptoms in neonates associated with maternal imipramine therapy. Withdrawal symptoms in neonates associated with maternal imipramine therapy. Lancet 1973; 2: 680.

[34] Neonatal convulsions caused by withdrawal from maternal clomipramine. Neonatal convulsions caused by withdrawal from maternal clomipramine. BMJ 1982; 284: 1837-1838.

[35] Small left colon syndrome associated with maternal ingestion of psychotropics. Small left colon syndrome associated with maternal ingestion of psychotropics. J Pediatr 1980; 97: 300- 310.

[36] Psychotropic drug use during pregnancy: weighing the risks. Psychotropic drug use during pregnancy: weighing the risks. J Clin Psychiatry 1998; 59 (Supl 2): 18-28.

[37] Alfredo Embid . Historia de los disruptores endocrinos (PDF) Revista 75
http://www.amcmh.org/PagAMC/articulos/Rev75/MEDMEDIOAMB_DISRUPTORES%20ENDOCRINOS.pdf

[38] Boletín180: Decisión de la corte de apelación de Nueva York contra las victimas vietnamitas del Agente Naranja abre la veda a nuevos crímenes de guerra. Alfredo Embid. http://www.ciaramc.org/ciar/boletines/cr_bol180.htm

[39] La exposición a los tóxicos puede trasmitirse a las futuras generaciones como un segundo código genético. (pdf) Revista 79
http://www.amcmh.org/PagAMC/articulos/Rev79/MEDIOAMBIENTAL79.pdf

[40] Boletín 85 La soja produce malformaciones fetales. Otro palo al lobby transgénico. La soja modificada genéticamente además de esterilidad, produce malformaciones fetales según un estudio científico internacional. Alfredo Embid.
Entrevista con Andrés Carrasco jefe del Laboratorio de Embriología Molecular de la Universidad de Buenos Aires e investigador principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas. Soja Transgénica ¿Sostenible? ¿Responsable?
Michael Antoniou, Paulo Brack, Andrés Carrasco, John Fagan, Mohamed Habib,
Paulo Kageyama, Carlo Leifert, Rubens Onofre Nodari, Walter Pengue http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/ads85.htm

[41] Boletín 68 - Los alimentos transgénicos relacionados con aumentos de la esterilidad y de la mortalidad infantil. Un nuevo estudio de la Academia de Ciencias rusa demuestra que la tercera generación de mamíferos alimentados con soja transgénica, ya no son capaces de reproducirse. Este estudio confirma los resultados de muchos otros anteriores. Variedades transgénicas para reducir la población directamente. Monsanto “ayuda” a Haití. Alfredo Embid. http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/ads68.htm

[42] Teléfonos móviles: descubierto el daño al ADN (PDF) Revista 78
http://www.amcmh.org/PagAMC/articulos/Rev78/Rev78SecMEDIOAMBIENTAL3.pdf

[43] Boletín 132. La OMS reconoce que los móviles pueden ser “probables cancerígenos” pero sigue ocultando las evidencias que los acusan. Alfredo Embid.
http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/ads132.htm

[44] Dr. Bandazhevsky. Radiocesio y malformaciones congénitas. Revista nº 72. 2004

[45] Alfredo Embid. Aumento de cánceres, malformaciones, aberraciones cromosómicas y otras enfermedades en Irak. Nuevos crímenes contra la humanidad . Revista nº 69. 2003

[46] Dr Jawad al-Ali y Dra. J. Hassan. Aumento del cáncer, especialmente en niños, y de las malformaciones congénitas en Iraq. Revista nº 72 . 2004 .

[47] Varias presentaciones sobre ello en : http://www.ciaramc.org/principal.htm

[49] Boletín 121. Dos libros esenciales sobre los efectos ocultados de la contaminación radiactiva acaban de ponerse a disposición pública gratuitamente. Chernóbil. Consecuencias de la Catástrofe para la gente y el medioambiente. 2010 Recomendaciones de la ECRR. Los efectos sobre la salud de la exposición a la radiación ionizante a dosis bajas y tasas de dosis bajas con fines de protección contra las radiaciones.
Alfredo Embid. http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/ads121.htm

 

Otros boletines publicados sobre los antidepresivos disponibles gratuitamente:

Otros boletines publicados sobre los antidepresivos disponibles gratuitamente:

Boletín 69
Pecado de Omisión: Las Compañías Farmacéuticas Tergiversan los Datos sobre los Antidepresivos. Alan R. Gaby, M.D.  http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/ads69.htm

Artículos publicados en la revista de Medicina Holística disponibles gratuitamente:
 

Nuevos antidepresivos (PDF) Revista 75
http://www.amcmh.org/PagAMC/articulos/Rev75/CRITICA_NUEVOS_ANTIDEPRESIVOS.pdf

Antidepresivos: la mala costumbre de recetar mal. (PDF) Revista 78
http://www.amcmh.org/PagAMC/articulos/Rev78/Rev78SecCRITICA7.pdf

Antidepresivos: los inconvenientes. (PDF) Revista 78
http://www.amcmh.org/PagAMC/articulos/Rev78/Rev78SecCRITICA2.pdf

Antidepresivos. Enganchados a la droga de la felicidad. (PDF) Revista 78
http://www.amcmh.org/PagAMC/articulos/Rev78/Rev78SecCRITICA1.pdf

Artículos publicados en la revista de Medicina Holística sobre los antidepresivos.
Desde el número 70 todos están gratuitamente disponibles para los socios.

EMBID ALFREDO 
Peligros de los antidepresivos en mujeres encinta 
Revista nº 31 
1992 

 
ABOUD OZON, GABRIEL 
Psicologia: prozac para occidente que ha matado el amor. 
Revista nº 40 
1995 

EMBID ALFREDO 
Prozac: ¿panacea o asesinato por prescripción facultativa? 
Revista nº 48 
1997

 
EMBID ALFREDO 
¿Más asesinatos relacionados con el Prozac? 
Revista nº 53 
1999 
 
EMBID ALFREDO 
El Prozac sigue siendo el antidepresivo estrella, a pesar de su récord de efectos secundarios 
Revista nº 57 
1999 

Seguridad del hipérico contra fármacos antidepresivos 
Revista nº 64 
2001 

Hipérico comparado con Prozac 
Revista nº 63 
2001
 
EMBID 
Yatrogenia: más riesgo de caídas en los ancianos con los antidepresivos 
Revista nº 69 
2003 

EMBID 
La comadrona podria ser mejor que el Prozac. 
Revista nº 72 
2004 

WDDT
Nuevos antidepresivos 
Revista nº 75 
2005 
http://www.amcmh.org/PagAMC/articulos/Rev75/CRITICA_NUEVOS_ANTIDEPRESIVOS.pdf

 
Los antidepresivos producen defectos de nacimiento 
Revista nº 76 
2006 
 
Suicidios en adolescentes y antidepresivos 
Revista nº 78 
2008 
 
Antidepresivos y suicidios 
Revista nº 78 
2008 
 
Antidepresivos asociados a malformaciones 
Revista nº 78 
2008 

LYNNE MC TAGGART 
Antidepresivos: la mala costumbre de recetar mal 
Revista nº 78 
2008 

CHARLES MEDAWAR 
Antidepresivos. enganchados a la droga de la felicidad 
Revista nº 78 
2008 

WDDTY 
Antidepresivos: los inconvenientes 
Revista nº 78 
2008 

El Prozac no es más eficaz que un placebo 
Revista nº 80 
2010

Alan R. Gaby, M.D 
Pecado de omisión: las compañías farmacéuticas tergiversan los datos sobre los antidepresivos 
Revista nº81 
2010 

 

.


Si consideras que esta contrainformación debe estar a disposición de todos difúndela reenviándola a tu lista de correos.